Resar, recitar i cantar: Poesia per a monges d’Antoni del Cor de Santa Teresa (1727-1805) (i 2)

A continuació oferim la transcripció del text íntegre de la fiesta o cantata de la Visitació escrita per fra Antoni del Cor de Santa Teresa:

Fiesta de la Visitación celebrada por las descalzas de Mataró, siendo priora la M. Gerónima de S. Vicente Ferrer.

M. Priora, propone, sin cantar, esta décima:

Debiendo yo consagrar
algún obsequio a María
discurro que en este día
es muy propio y singular,
pues que sirve de exemplar
de humildad a una prelada,
nuestra virgen muy sagrada
a su prima visitando
y con ella conversando
de corazón humillada.

Otra décima:

A más de grandes liciones
oy nos ofrece María
que pueden servir de guía
y de sabias instruciones.
O si nuestros corazones
las supieran atender,
y fieles corresponder
a tan singular doctrina!
Qué vida tan peregrina
podríamos aprender

Luego, sin cantar, dize la M. Supriora esta décima:

Mil vezes aprovaré
La resolución acertada
de nuestra buena prelada,
sus dichos veneraré
y siempre me rendiré
a su notoria prudencia
y singular experiencia,
porque sus no verdes años
le dan grande inteligencia

Síguese la cantata en honor de la Visitación:

Comienza la M. Priora el canto:

Empeçemos ya a cantar
los lohores de María,
con cordial alegría
y júbilo singular.
Yo gustosa empeçaré
dando exemplo a las demás,
canten todas voces y más
que yo lo aprovaré.
Todas fervorosas sigan
para que la bendición
con toda satisfación
del Hijo y Madre consiga,
y porque mi M. Superiora
obtiene el primer lugar,
cante para sí dorar
los ierros de la priora

Canta la M. Supriora:

Accepto la obediencia,
aunque inhábil yo me veo,
pero es mi debido empleo
servir a su reverencia

Prosigue:

A inpulsos de un casto amor
la Virgen va a la montaña,
con presteza bien estraña,
con las alas del fervor,
saluda con grande afecto
a su muy devota prima,
a quien de veras estima
y trata con gran respeto.
Mas Isabel, muy atenta,
la recibe con gran gozo,
y llena de alborozo
su interior assí ostenta.

Otra religiosa canta:

Que fervorosa os contemplo
en vuestra peregrinación,
prosiguiendo la oración
para darnos buen exemplo.
O que tibia yo camino,
que floxa, que peresosa!
Pero vos, que fervorosa,
en el servicio divino.
Finalmente a la posada
llegáys noble peregrina,
qual invensible heroina
la casa de vuestra amada.

Canta otra:

Alegróse Juan infante
en el útero materno,
supuesto que el Hijo eterno
tiene dichoso adelante.
Daba saltos de alegría
el sagrado precursor,
gozando (o grande fervor!)
de Jesús y de María.
Isabel repuesta buelve
muy honrosa y gloriosa,
y no menos ingeniosa
que sus lohores embuelve.
Dize que “Bendita eres”,
con singular exelencia
y notable preeminencia.
“Entre todas las mugeres,
y que bendito es el fruto
de tu vientre, que es Jesús”,
que con su brillante luz
disipará nuestro luto.

Canta otra religiosa:

De donde tal bien me vino
la santa prima exclamó
“Pues no merecía yo
un favor tan peregrino”
De dónde tanto favor!
De la Virgen la humildad,
junto con su charidad,
os acarreó este honor.

Otra canta:

Al gran Dios magnificáys
con vuestra voz muy sonora
con lo que, grande Señora,
magnificada quedáys.
Isabel os magnifica,
es iluminada del Cielo,
movida de un santo zelo
vuestras grandezas indica.
Isabel mucho os exalta,
mas vos siempre os humilláys,
con lo que siempre quedáys
en vuestra virtud, más alta.

Aviendo cantado las religiosas, y descansado un rato la prelada delante el altar o imagen de N. Señora, dirá con voz devotamente grave y alegremente modesta, dirá pero sin cantar, la siguiente quartilla:

Explicado ya el misterio
de la Visitación
acudo a la obligación
de mi propio ministerio.

Luego se arrodilla y prosigue:

Reyna de la tierra y el cielo,
Madre del Rey soberano
vengo a besar vuestra mano
buscando en vos mi consuelo.
Hállome muy afligida,
hállome necessitada,
para ser remediada
acudo a vos muy rendida.
En muy oportuno día
hago la petición,
pues vuestra Visitación
a esperar mucho nos guía.
Gran merced les hazéys señora,
quando a Isabel visitáis,
consolada la dexáys
como muy risueña aurora.
Hazednos participantes
de estas gracias María,
y será nuestra alegría
como de finos amantes.
Sea el gozo espiritual
goçándonos siempre en Dios,
y del alcançadnos vos
de consuelo un raudal,
para poder celebrar
la fiesta con regozijo,
para gloria de vuestro Hijo
a quien queremos amar.
Os elijo por prelada
y madre de este convento.
Éste vivirá contento
si es de vos beneficiada,
la pastora avéys de ser
de este mismo rebaño,
librándole del engaño
y astucias de Lucifer.
Mis defectos suplirá
tan prudente directora
y al cielo como pastora
sus ovejas guardará.
Por fin, Señora, os encargo,
esta mi comunidad,
de ella, mi Madre, cuidad.
para cumplir yo mi encargo.

Aviendo concluido la M. Priora, la M. Supriora lo apoyará, diziendo:

A lo dicho yo me atengo
de nuestra buena priora
y como a fiel superiora
a sus máximas convengo.

Luego canta; y si quisiere arrodillada:

Y pues os dignáys visitar
a Isabel, o gran señora,
a nuestra madre priora
no la queráys olvidar.
Dadle, Virgen, abundancia
tocante a lo temporal,
y más en lo espiritual,
esto os lo pido con ansia.

Esto concluido la religiosa más antigua de la santa comunidad, en nombre de ésta, da gracias a la M. Priora por el a[ga]sajo que se le a concedido, cantando:

Queda muy agradecida
la santa comunidad,
pidiendo a su magestad
le conceda larga vida
por la grande Piedad
que a las […] nos muestra
claramente se demuestra
su muy fina charidad.
Y pues con tanto desvelo
nos procura agasajar,
el Señor le quiera dar
mucha gloria en el cielo
por tan singular favor.
Las gracias le tributamos,
y a nuestro buen Dios rogamos
que le abrase su amor.

Si yo reconociera
favores de tal prelada,
digna de ser estimada
ingrata sin duda fuera.

Cómo podremos pagar
un tan singular favor?
será nuestro fino amor
un retorno muy sin par.

La razón y la virtud
nos pide agradecimiento,
y no es de poco momento
la debida gratitud.

Preséntase la M. Maestra de Novicias con ellas delante del Altar, y de rodillas rece, o cante (como quisiere) estas coblitas devotas:

Estas tiernecitas Plantas
del reformado Carmelo,
oh grande Reina del cielo,
os presento a vuestras plantas.

Jardinera piadosa
regadlas de vuestra mano,
pues que del Rey soberano
sois Madre tan poderosa.

Atended las florecitas
de vuestro amado Carmelo,
para que tomado el velo
no sean jamás marchitas.

Sean siempre fervorosas,
dádles abundante luz,
y así, después de Jesús,
puedan ser dignas esposas.

Luego cantan las Hnas. Novicias por su orden:

Primo: La Hª Francisca de San Joaquín, en el siglo Libre:

Ya que Libre sois Señora,
de toda culpa y pecado,
de vos sea bien librado
el que os invoca, mi Aurora.

Cautivo estaba san Juan,
en el útero materno,
vos Madre del Hijo eterno
le librásteis del afán.
Libre quede yo también
de las culpas actuales,
y de las habituales
en que consiste mi bien.

En segundo lugar: la Hª Teresa del Carmen, en el siglo Saludes, canta:

A su prima saludó
la Virgen en este día
con la mayor armonía
que jamás el mundo vió.
Yo a vos saludaré,
Virgen santa y venerable,
y por ser tan respetable
mil Saludes os daré.

Saludes es quién os llama,
Saludes repetirá,
y de corazón dirá,
que muy de veras os ama.

En tercer lugar: la Hª María Mercedes de San Joaquín, canta así:

Yo reparo que María
no sólo tiene oración,
sí que también la acción
ejercita en este día.

Porque un insigne ejemplar
de vida contemplativa
y también de la activa,
a todas nos quiere dar.

No vino, no ha [ser] servida [Anotat al marge: Non veni ministrari, sed ministrare]
por servir a otra entró,
para que aprenda yo
a ser a todas rendida.

La Hª Magdalena sencillamente concluye y canta:

Molt beneïda Senyora,
a esta pobra Magdalena
llibrau-la de mal i pena.

Fin de la fiesta.


Bibliografia

ACDCB, Sermonari i cobles d’Antoni del Cor de Santa Teresa, ms.

ACDCB, Libro en que se escriven los elogios de las religiosas que han muerto en este convento…

ANTONIO DE SAN JOAQUÍN, Año teresiano…, VII, Madrid: Vda. de Joseph de Orga, 1758, pp. 355-356.

BARANDA, Nieves, “Cantos al sacro epitalamio o sea pliegos poéticos para las tomas de velo. Deslindes preliminares”, Bulletin Hispanique, 113/1 (2011), pp. 269-296.

BELTRAN LARROYA, Gabriel, “Reculls d’història. I: Devoció i ‘tostada’. II: La imatge de la Mare de Déu del Carme del nostre cambril de Barcelona”, Butlletí informatiu. Carmelites Descalços de Catalunya i Mallorca, 42 (abril 1985), pp. 34-36. [PDF 118].

ÍD., “Reculls d’història. III: Novícies de Mataró. IV: Els nostres frares de Barcelona venen els estris de farmàcia (1779)”, Butlletí informatiu. Carmelites Descalços de Catalunya i Mallorca, 43 (juny 1985), pp. 54-56. [PDF 119]

ÍD., Carmelitas Descalzas de Cataluña y Baleares. Documentación histórica: 1588-1988, Roma, 1990 (Monumenta Historica Carmeli Teresiani, 10), pp. 489, 490, 553, 554.

BORREGO GUTIÉRREZ, Esther, “Los autores de las letras de los villancicos de la Capilla Real de Madrid (siglo XVII), ¿anonimia como costumbre u ocultamiento de identidades?”, Revista de Musicología, 35/2 (2012), pp. 97-128.

EAD., “De la lírica a la escena: tres fiestas teatrales en el convento vallisoletano de la Concepción del Carmen (1600-1643)”, UNED. Revista de Escritoras Ibéricas, 2 (2014), pp. 11-40.

GRAS CASANOVAS, Mercè, “L’escriptura en el Carmel descalç femení: la província de Sant Josep de Catalunya (1588-1835). Una primera aproximació”, Scripta. Revista Internacional de Literatura y Cultura medieval i moderna. Universitat de València, 1 (juny 2013).

ZARAGOZA, Verònica, “Dos-cents anys (i més) de poesies i cançons al convent de la Immaculada Concepció de Barcelona (1588)”, Castell Interior.

MCEM 1400.

[Mercè GRAS]

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s