Profecia sobre un orde (Vida 40,12-14)

[12] Estando una vez en oración con mucho recogimiento, suavidad y quietud, parecíame estar rodeada de ángeles y muy cerca de Dios. Comencé a suplicar a su Magestad por la Iglesia. Dióseme a entender el gran provecho que avía de hazer una orden en los tiempos postreros, y con la fortaleza que los de ella han de sustentar la fe.

[13] Estando una vez rezando cerca del santíssimo sacramento, aparecióme un santo cuya orden ha estado algo cayda. Tenía en las manos un libro grande. Abrióle y díxome que leyesse una letras que eran grandes y muy legibles, y dezían ansí: “En los tiempos advenideros florecerá esta orden; avrá muchos mártyres”.

[14] Otra vez, estando en maytines en el choro, se me representaron y pusieron delante seys o siete me parece serían de esta misma orden, con espadas en las manos. Pienso que se da en esto a entender han de defender la fe. Porque otra vez, estando en oración, se arrebató el espíritu: parecióme estar en un gran campo, adonde se combatían muchos, y estos de esta orden peleavan con gran fervor. Tenían los rostros hermosos y muy encendidos, y echavan muchos en el suelo vencidos, otros matavan. Parecíame esta batalla contra los hereges.


TLa vida de la madre Teresa de Jesús y algunas de las mercedes que Dios le hizo, escritas por ella misma […], dins Los libros de la madre Teresa de Jesús, fundadora de los monesterios de monjas y frayles carmelitas descalços de la primera regla, Barcelona: Jaume Cendrat, 1588, ff. 458-458v [sic per 459-459v]. 
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s