Unió mística (Vida 18,2 i 14)

[2] El cómo es ésta que llaman unión y lo que es, yo no lo sé dar a entender. En la mystica theología se declara, que yo los vocablos no saber nombrarlos, ni sé entender qué es mente, ni qué differencia tenga del alma o espíritu tampoco; todo me parece una cosa, bien que el alma alguna vez sale de sí mesma, a manera de un fuego que está ardiendo y hecho llama, y algunas vezes crece este fuego con ímpetu; esta llama sube muy arriba del fuego, mas no por esso es cosa differente, sino la mesma llama que está en el fuego. Esto vuesas mercedes lo entenderán con sus letras, que yo no lo sé más dezir. Lo que yo pretendo declarar es qué siente el alma quando está en esta divina unión. […]

[14] Aora vengamos a lo interior de lo que el alma aquí siente. Dígalo quien lo sabe, que no se puede entender, ¡quánto más dezir! Estava yo pensando quando quise escrevir esto, acabando de comulgar y de estar en esta misma oración que escrivo, qué hazía el alma en aquel tiempo. Díxome el Señor estas palabras: “Desházese toda, hija, para ponerse más en Mí. Ya no es ella la que vive, sino Yo”. Como no puede comprehender lo que entiende, es no entender entendiendo. Quien lo uviere provado entenderá algo d’esto, porque no se puede dezir más claro, por ser tan obscuro lo que allí passa. Sólo podré dezir que se representa estar junto con Dios, y queda una certidumbre que en ninguna manera se puede dexar de creer. Aquí faltan todas las potencias y se suspenden de manera que en ninguna manera como he dicho se entiende que obran. Si estava pensando en un passo, ansí se pierde de la memoria como si nunca la uviera avido d’él. Si lee, en lo que leya no ay acuerdo ni parar. Si rezar, tanpoco. Ansí que a esta mariposilla importuna de la memoria aquí se le queman las alas, ya no puede más bullir. La voluntad deve estar bien occupada en amar, mas no entiende cómo ama. El entendimiento, si entiende, no se entiende cómo entiende; a lo menos no puede comprehender nada de lo que entiende. A mí no me parece que entiende, porque como digo no se entiende. Yo no acabo de entender esto.


TLa vida de la madre Teresa de Jesús y algunas de las mercedes que Dios le hizo, escritas por ella misma […], dins Los libros de la madre Teresa de Jesús, fundadora de los monesterios de monjas y frayles carmelitas descalços de la primera regla, Barcelona: Jaume Cendrat, 1588, ff. 88v i 92v-93.
Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s