Entendre i explicar (Vida 14,7-8)

[7] Pues querría dar a entender esto, porque son principios, y quando el Señor comiença a hazer estas mercedes, la misma alma no las entiende ni sabe qué hazer de sí. Porque, si la lleva Dios por camino de temor, como hizo a mí, es gran trabajo, si no ay quien la entienda; y esle gran gusto verse pintada, y entonces vee claro va por allí. Y es gran bien saber lo que ha de hazer, para yr aprovechando en qualquier estado de estos. Porque he yo passado mucho y perdido harto tiempo por no saber qué hazer y he gran lástima a las almas que se veen solas quando llegan aquí; porque aunque he leydo muchos libros spirituales, aunque tocan en lo que haze al caso, decláranse muy poco, y si no es el alma muy exercitada, aun declarándose mucho, tendrá harto que hazer en entenderse.

[8] Querría mucho el Señor me favoreciesse para poner los effectos que obran en el alma estas cosas, que ya comiençan a ser sobrenaturales, para que se entienda por los effectos quándo es spíritu de Dios. Digo “se entienda”, conforme a lo que acá se puede entender, aunque siempre es bien andemos con temor y recato, que, aunque sea de Dios, alguna vez podrá transfigurarse el demonio en ángel de luz, y si no es alma muy exercitada, no la [i.e. lo] entenderá, y tan exercitada que para entender esto es menester llegar muy a la cumbre de la oración. Ayúdame poco el poco tiempo que tengo, y ansí á menester su Magestad hazerlo, porque he de andar con la comunidad y con otras hartas ocupaciones (como estoy en casa que aora se comiença, como después se verá), y ansí es muy sin tener assiento lo que escrivo, sino poco a poco, y esto quisiera lean, porque quando el Señor da espíritu, pónese con facilidad y mejor: parece como quien tiene un dechado delante, que está sacando de aquella labor; mas si el espíritu falta, no ay más concertar este lenguage que si fuesse algaravía, a manera de dezir, aunque ayan muchos años passado en oración. Y ansí me parece es grandíssima ventaja, quando lo escrivo estar en ella; porque veo claro no soy yo quien lo dize, que ni lo ordeno con el entendimiento ni sé después cómo lo acerté a dezir. Esto me acaece muchas vezes.


TLa vida de la madre Teresa de Jesús y algunas de las mercedes que Dios le hizo, escritas por ella misma […], dins Los libros de la madre Teresa de Jesús, fundadora de los monesterios de monjas y frayles carmelitas descalços de la primera regla, Barcelona: Jaume Cendrat, 1588, ff. 70-71.
Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s